En Honor al Día de la Mujer queremos recordar a Carmen Pardo-Valcarce, alma máter de nuestra misión social.

En honor al Día de la Mujer queremos dedicar un recuerdo especial a ella, Carmen Pardo-Valcarce, alma máter de nuestra misión social.

A mediados de los cincuenta, en días en los que la mujer estaba condenada a jugar un papel secundario cuando no directamente, invisible; ella tuvo el coraje y la determinación de dar un paso al frente en defensa de los más vulnerables.

Entonces fueron los hijos de los enfermos de lepra.

Hoy, los hombres y mujeres con discapacidad intelectual.

Con los años, el proyecto ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades de la sociedad. Pero es con Carmen con quien nace el germen de la realidad que hoy es Fundación A LA PAR:

  • Formar y emplear siempre, MEJOR que asistir.
  • Orientar y estimular, MEJOR que tutelar o mantener.
  • Construir para las personas, pero siempre, CON las personas.

En definitiva, CRECER JUNTOS apostando día a día por el valor inherente a cada uno de nosotros, creyendo en lo mucho y bueno que TODOS aportamos a la sociedad participando naturalmente en ella.

De nuevo, una gran mujer detrás de un gran proyecto.

Los valores de Carmen Pardo-Valcarce son un legado que en Fundación A LA PAR atesoramos con orgullo y que ha ido pasando de madres a hijas encarando ya su cuarta generación con nuestra presidenta Almudena Martorell.

Aquel legado de más de setenta años sigue siendo hoy nuestra brújula, el patrón con el que, humildemente, tratamos de edificar un mañana más justo e igualitario de la mano de las nuevas generaciones.

Tenemos todo el futuro por delante para seguir transformando juntos la sociedad del mañana. ¡ADELANTE! #NadaNosPara